Al registrar un dominio los datos quedan expuesto a una red llamada WhoIs en la cual se pueden encontrar los datos de los propietarios de cada domínio, sin embargo, si desea que estos datos se mantengan privados se puede optar por la opción de protección de datos donde apareceran los datos de un intermediario.